Trucos para ahorrar para nuestras vacaciones

Enlaces patrocinados

Todos queremos que llegue el verano y poder irnos a veranear a las más lindas playas del caribe, pero nunca logramos que nos alcance el dinero.

Si usted esta siendo victima de sus propios asaltos a su alcancía aquí le dejamos unos trucos para ahorrar que lo ayudara a llegar al verano con algo más que la ropa puesta.

Gastar menos, ahorrar más: Hagamos una lista de gastos inútiles que tengamos en nuestra casa.

Apaguemos todas las luces cuando salimos de una habitación, lo mismo con la calefacción en los cuartos vacíos y verifiquemos que ninguna canilla pierda ni una gota en casa.


Enlaces patrocinados


No desperdiciemos comida, si nuestro grupo familiar es de seis personas no cocinemos para ocho y no necesariamente todos los días tiene por que haber postre.

Compre una caja de seguridad y pierda la llave: Lo que escucho, cómprese un alcancía nuevo de esos que tienen una ranura por el cual poner el dinero y una pequeña puerta por donde sacarlo y pierda la llave. Mas bien tirela, vaya un día al río y arrójela con todas sus fuerzas hacia la corriente. No haga esto ultimo era chiste, mejor entréguesela a alguien de confianza y haga que le prometa que no le dará la llave hasta el verano.


Enlaces patrocinados


Ahora seguros de que no seremos victimas de nuestros propios robos podremos comenzar a depositar algún monto que consideremos apropiado todos los días del año, sin fallarnos jamás. Cuando llegue el verano lo único que tendremos que hacer será darle con un martillo a la cerradura hasta que abra y si decidimos entregársela a alguien de con mayor voluntad que la nuestra podremos pedirle la llave.

Ahorra y gana vida: Este debería ser el padre de todos los trucos para ahorrar: ¿Usted fuma? DEJELO ¿Usted bebe? Puede aguantarse hasta el verano ¿Verdad? Elimine de su vida todos lo vicios que no solo le están consumiendo su salud si no que también su dinero.

Se conciente de tus gastos: Mas que formar parte de los trucos para ahorrar esta técnica deberíamos aplicarla con naturalidad todos los días de nuestra vida: ¿Usted es conciente de cuanto tiempo debe emplear para comprarse ese saco tan bonito? Haga la cuenta de cuanto esta ganando usted por hora y cuando tiempo va a invertir en digamos una cena de 100 euros… ¿Se le a quitado el hambre, verdad?


Enlaces patrocinados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *