Depresion maniaca: Definición y como identificarla

Enlaces patrocinados

DEPRESION MANIACA

El trastorno bipolar, también conocido como trastorno afectivo bipolar y antiguamente como psicosis maníaco-depresiva , es el diagnóstico psiquiátrico que describe un trastorno del estado de ánimo caracterizado por la presencia de uno o más episodios con niveles anormalmente elevados de energía, cognición y del estado de ánimo. Clínicamente se refleja en estados de manía o, en casos más leves, hipomanía junto con episodios concomitantes o alternantes de depresión, de tal manera que el afectado suele oscilar entre la alegría y la tristeza de una manera mucho más marcada que las personas que no padecen esta patología.


Enlaces patrocinados


La depresión es un trastorno depresivo que afecta al cuerpo, al estado de ánimo y los pensamientos de un adolescente. Puede afectar y alterar la alimentación, el sueño o la forma de pensar. No es lo mismo que sentirse infeliz o triste, ni es un signo de debilidad personal o un estado del que uno pueda liberarse por la voluntad, y mejorar. A menudo se necesita tratamiento, que muchas veces es decisivo para la recuperación.

QUE ES LA DEPRESION MANIACA:

La depresión maníaca, también conocida como trastorno bipolar, se clasifica como un tipo de trastorno afectivo o trastorno del estado de ánimo que es más intenso que los altibajos emocionales diarios comunes, y que se ha convertido en una enfermedad médica seria y en una preocupación de salud importante en este país. La depresión maníaca se caracteriza por episodios periódicos de euforia, felicidad, estado de ánimo elevado, o irritabilidad extremos (este estado también se conoce como manía que alternan periódicamente con los síntomas clásicos de depresión mayor


Enlaces patrocinados


COMO SE IDENTIFICA:

Se ha demostrado que la depresión suele coexistir con otras enfermedades médicas, como enfermedad del corazón, cáncer o diabetes, y con otros trastornos psiquiátricos, como abuso de sustancias o trastornos de ansiedad. Por ello, buscar un diagnóstico y tratamiento sin demora es decisivo para la recuperación. El diagnóstico a menudo se establece después de un examen psiquiátrico y una historia médica completos realizados por un psiquiatra u otro profesional de la salud mental. Les presentaremos uno de los signos, síntomas más comunes. Algunos de los síntomas depresivos son:

· Falta de concentración, Distraerse fácilmente

· Trastorno de sueño, insomnio

· Trastornos alimenticios, demasiado comer o pérdida de apetito

· Hiperactividad

· Agitado o irritado

· Sentirse desesperanzado o desamparado

· Sentirse incapaz o incompetente.

· Culpa excesiva.

· Pérdida del interés en las actividades habituales o de las que antes disfrutaba.

· Dificultad con las relaciones, sociales.

· Ideas o intentos de suicidio, deseos de morir.

· dolor de cabeza, dolor de estómago, cansancio.

· Hipersensibilidad al fracaso o al rechazo.

· Irritabilidad, hostilidad, agresión.

Si eres un persona que conoce o convive con una persona maniaco depresiva, debes entender que al tratar de hacerle dar cuenta de que tiene un problema esta se verá ofendida, y es posible que se niegue a esa posibilidad, es necesario que para recibir ayuda esta reconozca que sufre de un tipo de depresión ya que ese es el elemento básico para el tratamiento del trastorno bipolar es la toma de conciencia del problema, su conocimiento por parte del afectado y sus allegados mediante una psicoeducación adecuada que les permita hacer frente a las crisis sin temores infundados y con las herramientas más válidas; así como prevenir las recaídas. La terapia farmacológica personalizada, especialmente durante las fases de desequilibrio.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *