Mi madre nunca me a querido me trata tan mal como a su peor enemiga

Soy una chica de 15 años desde que naci mi madre nunca me a querido me trata tan mal como a su peor enemiga (dado esto ella ya esta demandada y comenze proceso de adopcion) y desde que nacio mi hermana empeoro por que ella es su centro de atencion ya me habia acostumbrado a la soledad y a guardarme todo pero depronto cuando pense que las cosas no podian ser peor resulto que tenia novio ahora vive y muere por el y apenas le queda tiempo para saber que existo y que debe darme comida.

Mi familia esta lejos con mi padre la relacion no es tan buena como para irme con el y mi abuelita siempre esta de su lado sinceramente ya no quiero arreglar las cosas no me interesa llevo casi 10 años tratando de hacer que ell cambie su forma de ser y la verdad ya me di cuenta que yo no vine al mundo para eso por eso y aunque quisiera que lo que ella me dice no me afecte se que lo hace por que cada vez tengo mi autoestima mas baja que nunca me gustaria mucho saber que puedo aplicar para ya no depender de lo que ella me diga ni que me afecte seguir mi vida y seguirla feliz!

Respuesta

Muchas personas piensan que la autoestima baja cuando alguien nos critica o nos insulta, pero eso no es verdad, lo que sucede es que los insultos y las críticas afectan al ego y eso lo que causa malestar.

La autoestima es constante e inmutable, es decir, que no importa lo que pase siempre tiene el mismo nivel, si alguien nos critica o nos insulta no causa ningún efecto.

Este tipo de autoestima se logra a través de un proceso de aceptación de uno mismo en el cuál también aceptamos a las demás personas tal como son, por ejemplo, si tu madre se pasa todo el tiempo criticándote o insultándote es porque a ella le duele mucho ser criticada e insultada, de cierta manera haz aprendido a ser igual que tu madre.

Para que no te afecte nunca más una crítica de tu madre, tienes que aceptarla tal como es, como una persona que le gusta criticarte, pero la crítica solamente la daña a ella, no a ti, destruye toda la mala intención que sus palabras tengan con el AMOR, responde con AMOR a todo insulto y crítica.

No le des el gusto de que te haga sentir mal, no reniegues, ni maldigas, ni discutas, ni le respondas, acepta lo que ella dice como lo que es, un simple conjunto de palabras.