138 Afirmaciones para sanar el cuerpo

  • por

Las mejores afirmaciones para sanar el cuerpo

¿Sabías que puedes ayudar a sanar tu cuerpo con afirmaciones?

Así, es y la ciencia que está detrás de esto es muy sencilla.

Todo se debe al estrés.

En este momento quiero que recuerdes cuando un profesor, un amigo o uno de tus familiares te insultó o te trato muy mal cuando eras niño.

¿Qué sentiste? ¿Lloraste?

Eso hace mucho daño al cuerpo cuando se repite con frecuencia, porque la reacción de nuestro organismo al estrés es realmente dañina si es frecuente.

El estrés frecuente puede causarte problemas de salud.

Dolor de cabeza

Problemas estomacales

Dolores de espalda

Ansiedad

Depresión

Aumento de la presión arterial

Ganas de consumir mucho azúcar

Por lo tanto si el maltrato puede causar una reacción tan fuerte en tu vida.

Entonces las afirmaciones para sanar el cuerpo son muy efectivas.

Porque están ocupando tu mente y llenándote de paz, entusiasmo y alegría.

Sentimientos y emociones poderosas que te llenan de paz porque tu cuerpo segrega otras hormonas que reparan tu salud.

Tener siempre pensamientos sanadores en tu mente evitará que te llenes de malos recuerdos o pensamientos futuristas trágicos.

Así que si quieres sanar tu cuerpo, selecciona las 15 afirmaciones para sanar el cuerpo que más te emocionen y que hagan vibrar tu corazón.

Repítelas todo el tiempo en tu mente o en voz alta, especialmente cuando los pensamientos negativos lleguen a tu mente, no los dejes reproducirse.

138 afirmaciones para sanar el cuerpo

Todo el cariño que necesito está dentro de mí.

Soy magnético y amado por mi sagrada belleza.

Tengo el alma llena de vitalidad y puro amor.

Tengo amor incondicional para todos.

Espero volver a amar, sentir la luz del sol, la inocencia preciosa y el calor eterno del amor profundo.

Soy paciente, me doy tiempo y dejo ir las cosas que no puedo controlar.

Doy la bienvenida a las bendiciones a llover sobre mí.

Soy respetado por los demás.

Dios me está guiando a Su morada de paz.

La calma y el aplomo han intervenido en mi vida.

Considero más lo que pienso de mí mismo que lo que la gente piensa de mí.

Prefiero la paz interior a las falsas esperanzas y satisfacciones temporales.

Mis músculos me dan el apoyo que necesito.

La gratitud y la paz fluyen a través de mi mente y mi cuerpo como una corriente clara y sanadora.

Me amo a mí mismo y a mis defectos mientras trabajo para convertirme en una mejor persona.

Cada parte de mi cuerpo realiza sus tareas con facilidad y naturalidad.

Estoy lista para conquistar los corazones de todos con mi trabajo.

El amor es mi prioridad, no la pérdida.

No me contamino a mí mismo ni a este mundo con desesperanza.

Estoy a gusto con mi dolor porque sé que sanará pronto.

El dolor es un maestro, y de él estoy aprendiendo a enfrentar las aflicciones.

Soy una buena persona.

Me permito sanar por dentro y por fuera.

Mi pasado no define mi presente y futuro.

He abierto mi corazón para amar de nuevo.

Irradio respeto por mí mismo. Irradias respeto por ti mismo.

Es hora de avanzar para descubrir el propósito de mi existencia y ser dueño de mi verdad.

Acepto mis imperfecciones y estoy agradecido por todas las bendiciones que tengo.

Mi vida está llena de personas y cosas positivas. |

Mi diagnóstico de salud mental y mis problemas no definen quién soy como persona.

Tengo maravillosas relaciones amorosas.

Siempre soy amable

Conozco mis limitaciones. Soy independiente y respeto mis límites.

Quiero volar libre; por eso he renunciado a todo lo que me pesa.

Soy valiente y puedo manejar lo que sea que esté por venir.

No olviden ver este video para enriquecer sus almas y apreciarse a sí mismos.

Creo espacio para sanar mi corazón roto y dejar ir el pasado.

Siendo una víctima de violación en la infancia y más tarde, una persona que vive con cáncer de cuello uterino, hizo que la gente creyera en el poder de las

No tengo dudas ni temores acerca de mis habilidades.

Me vuelvo más y más agradecido por la vida cada día que me despierto.

Me pongo a mí mismo, a mi salud y a la curación por encima de todo. Me esfuerzo por vivir una buena vida.

Estoy en gran forma y agradecida con mi cuerpo por la curación.

La vida es el hermoso regalo de Dios.

Expreso mi verdad e intuiciones.

No tengo miedo de compartir mis verdaderos sentimientos.

Estoy orgulloso de todos mis logros.

Estoy fluyendo y adaptable.

Visualizo mi yo superior para cuidar bien de mi mente.

Estoy mentalmente bien y estable.

Expreso mi alegría a través del canto y el baile.

Estoy ansioso, pero ¿y qué? Puedo manejarlo.

Priorizo ​​y practico el autocuidado a diario.

Me estoy aceptando y sé cuidarme.

Estoy listo para aceptar milagros más allá de mis expectativas.

Amo todo lo que me ha hecho ser quien soy.

Voy por la paz todos los días, no importa lo difícil que sea.

Amo mis dolores. Sé que el poder del amor ayudará a curarlo.

Tengo un cuerpo perfecto, una mente brillante y un espíritu tranquilo.

Elijo centrarme en el bienestar mental.

Soy un guerrero y celebro mi tenacidad.

Mis dificultades me brindan oportunidades para promoverme.

Todo pasa por una buena razón, siempre.

Estoy creando una mejor salud mental todos los días.

No discuto los calambres, sino que construyo un cuerpo que me ayude a vivir una vida saludable.

Lo sé, una mejor persona va a entrar en mi vida pronto.

Expreso mis sentimientos. Expresas tus sentimientos.

Me lleno de energía positiva.

Soy positivo. Si retrocedo, no voy a quedar atrapado para siempre.

Tomo relajación y saco tensión.

No soy una víctima y no le temo a nadie.

Tengo una espalda sana y sin dolor.

Soy digno, talentoso, merecedor y saludable.

Los problemas son ilusiones y no me concentro en ellos.

Mi mantra en la vida es perdonarme a mí mismo y a quienes me lastiman.

Nada obstaculiza mi optimismo y autocontrol.

Tengo compasión y amabilidad para todos.

Le doy tiempo y espacio a mi alma para restaurar.

Solo me trato a mí mismo con la mayor compasión, amabilidad y amor.

Sé cómo divertirme.

Tengo un propósito y necesito cumplirlo.

Estoy dotado con la claridad, la fuerza y ​​la totalidad del universo.

Todo está bien en mi reino.

Mi cuerpo me dice lo que necesita. El cuerpo te habla de muchas maneras.

Estoy saludable.

Hay esperanza, confianza y vigor a mi alrededor.

Estoy en el proceso de curar mi salud mental para siempre.

No soy inferior a ninguna otra persona. Mis debilidades son mis fortalezas.

Los obstáculos en mi camino no me rompen. Me fortalecen.

Merezco lo mejor y estoy listo para empezar de nuevo.

Estoy divinamente protegido y el estrés no me va a controlar.

No hay lugar para el drama y el pesimismo en mi vida.

Tengo el poder de sanar, y me estoy volviendo más saludable cada día.

Mi cuerpo está sincronizado con el universo.

No importa cuán difícil sea la situación, voy a ganar.

Soy vibrante y resistente.

Me permito jugar todos los días.

Estoy listo para dar lo mejor de mí. Me he preparado bien para esto.

Inhalo energía pacífica y exhalo pensamientos perturbadores.

Mi historial de dejar ir la negatividad es del 100 por ciento. Sí, puedo hacer esto también.

Honro la sabiduría de mi cuerpo confiando en las señales que envía.

Mi diagnóstico fue el punto de partida para construir una vida mejor.

Puedo manifestar alegría y sanación.

Mi cuerpo sabe cómo curarse a sí mismo, y lo está haciendo incluso ahora.

Soy más enérgico que mis heridas y enfermedades.

Libero todos los bloqueos emocionales que me impiden disfrutar de la paz mental.

Cada célula de mi cuerpo resuena con energía y bienestar.

Me enamoro más de lo que soy cada día.

Estoy aprendiendo y creciendo a cada momento.

Yo creo que todo se cura con el tiempo.

Mira este video para tomar tu dosis diaria de

Estoy listo para responder a los llamados de mi alma y de los ángeles de la guarda.

Mi cuerpo está sintonizado con la sabiduría del universo.

Estoy a cargo de mi dolor y entiendo las necesidades de mi cuerpo.

Elijo ser feliz.

Yo soy suficiente. tengo la espalda

El aprecio y la paz fluyen a través de mi mente como una corriente clara.

Estoy decidido a curar mis heridas, alma, mente, y ver las cosas de otra manera.

No guardo rencor a los que me han hecho daño. Prefiero ser libre y aliviarme.

Siento amor y vivo en paz.

La belleza de mi rostro no me define. La pureza de mi corazón es lo más importante.

Medito para liberar mi mente de malos pensamientos.

Estoy bien.

Estoy agradecido de tener un cuerpo fuerte y flexible.

Reemplazaré mis pensamientos negativos con pensamientos positivos.

La alegría es la nota clave de mi cuerpo; la vitalidad es su canto.

Estoy seguro; Puedo soportar los días malos,

Fomento la paz, la energía y el amor en mis espíritus.

Merezco una vida llena de felicidad y amor.

Mi vida está llena de personas y cosas positivas.

Me estoy curando de todas las pérdidas, angustias y decepciones.

Comparto mi alegría con todos.

La felicidad es la música de mi cuerpo, y la vitalidad es su canción.

Confío y respeto la sabiduría de mi cuerpo.

Dios me ha creado de manera única y siempre está a mi lado.

Cuanto más lo dejo ir, más lo disfruto.

Merezco paz para asegurar el bienestar mental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *