Saltar al contenido

Plegaria secreta para el dinero

  • por

Usa esta plegaria secreta para lograr lo que quieras, realmente funciona.

Todas las oraciones para pedir dinero tienen una gran falla.

Te hacen pedir dinero como si fuera lo más importante en tu vida.

Y se olvidan que Dios es la fuente de toda fortuna y riqueza verdadera.

Ya lo dijo Mateo: No puedes servir a Dios y al dinero. Solo puedes tener un amo.

Debes cambiar tu forma de pensar, porque la realidad es que la verdadera riqueza está siempre bendecida por Dios.

Porque todo el dinero que obtenemos es de Dios, y él nos confía ese dinero cuando estamos listos.

Si servimos a Dios y no al dinero, nuestra obligación es hacer crecer la riqueza de Dios para ayudar a los necesitados.

Y para divulgar el evangelio.

Si tenemos a Dios en la mente y en el corazón, el dinero fluirá como un torrente inagotable de bendiciones.

Esta plegaria secreta debes rezarla todas las mañanas al despertar y todas las noches antes de dormir.

Dale solamente 30 días y verás grandes resultados.

Dale 3 meses y tu vida habrá cambiado para siempre.

El dinero que Dios te confía para administrar es una bendición, porque te libera.

En cambio el dinero que tiene como fuente al Demonio, te esclaviza, te llena la mente de miedo y preocupación.

Siempre pídele a Dios que te convierta en su siervo fuerte, confiable y sabio. 

Fortaleza

Fe 

Y sabiduría

Son las 3 cualidades que debes pedirle a Dios, el dinero vendrá cuando estés listo.

Esta oración te ayudará a preparar tu mente y tu corazón para recibir todas las bendiciones financieras de Dios.

Con la promesa que multiplicarás ese dinero y lo usarás siempre para servir al prójimo y para servir a Dios.

Oración secreta para el dinero

Mi alma proclama la grandeza del Señor,

mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador

porque ha mirado con benevolencia a su humilde siervo.

Desde este día todas las generaciones me llamarán bienaventurado:

el Todopoderoso ha hecho grandes cosas por mí, y santo es su Nombre.

Él tiene misericordia de los que le temen en cada generación.

Ha mostrado la fuerza de su brazo,

ha dispersado a los soberbios en su vanidad.

Ha derribado de sus tronos a los poderosos,

y ha exaltado a los humildes.

Ha enriquecido a los que creen en él y prometen ser siempre justos y solidarios

Ha colmado de bienes a los hambrientos, y a los ricos los ha despedido vacíos.

Ha venido en ayuda de su siervo Israel porque se acordó de su promesa de misericordia,

la promesa que hizo a nuestros padres.

Petición

Oh Señor sé que todo es tuyo, solo te pido que me conviertas en tu brazo derecho

En el administrador sabio de la riqueza y la fortuna que te pertenecen

Para proclamar tu evangelio y servir al prójimo con mucho amor y entusiasmo

Riega en mi vida la fortaleza de tu Santo Espíritu

Y conviérteme en tu siervo fuerte, sabio y confiable

Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *