Oración a San Charbel para el dinero

  • por

Oración para el trabajo y el dinero a San Charbel

San Charbel, ahora estoy frente a ti para pedir una bendición financiera que me ayude en mi vida. Mi fe me mantiene en marcha. Sé que proporcionarán lo que necesito y lo que necesitan las personas que amo. No quiero una gran cantidad de dinero. No quiero pedirte cosas innecesarias o comodidad extra. Solo quiero suficiente dinero para sobrevivir y no tener tanto estrés. Por favor, dame un milagro financiero para que pueda hacer tu trabajo. Difundiré el amor que me tienes a los demás si tienes la oportunidad. Amén.

ORAR

Hacer oraciones en grupo ayudará a que la oración sea mucho más fuerte y más probable que tenga un resultado.

Querido Dios, estoy pidiendo un milagro financiero, que necesito rápidamente. Mis problemas con el dinero son interminables. Si no es una cosa, entonces es otro problema. Por favor, ayúdenme y luego ayuden a todos los que estamos luchando financieramente con demasiadas deudas y una gran cantidad de cuentas por pagar. Todos nosotros estamos luchando para salir adelante, pero aún así, no estamos ganando lo suficiente. Por favor, ayúdenos lo antes posible, con abundante dinero y buena suerte. Gracias Dios por tu bendición.

ORAR

Oración a San Charbel para el amor

LOV

Señor, infinitamente santo y glorificado en tus santos,

Has inspirado a Charbel, el santo monje,

A llevar la vida perfecta de un ermitaño.

Te agradecemos por concederle la bendición

Y la fuerza para separarse del mundo

Para que el heroísmo de las virtudes monásticas de la pobreza, la

Obediencia y la castidad,

Puedan triunfar en su ermita.

Te suplicamos que nos concedas

La gracia de amarte y servirte,

Siguiendo su ejemplo.

Dios Todopoderoso, que ha manifestado

El poder de la intercesión de San Charbel a

Través de sus innumerables milagros y favores,

Concédenos el amor que buscamos

A través de su intercesión.

Amén.

Oración a San Charbel por los hijos

HIJOS

Querido Señor, Tú, que le enseñaste a San Charbel cómo arraigarse en los votos monásticos que vivió en absoluto silencio y neutralidad, conformando su vida a la tuya, ayúdanos a conmemorarlo y meditar su vida heroica y extraordinaria diciéndole:

Bendito seas San Charbel, porque eras un apasionado de la oración, la virtud y la piedad cuando aún eras un niño en tu lejana aldea en el Líbano entre tu familia serena y parientes decentes.

Bendito seas, por entrar en la vida monástica, aceptar el llamado de Dios con plena libertad y libertad. Por lo tanto, dejaste tu humilde y tranquila aldea de Bekaa Kafra, en el norte de Líbano, y nunca más volviste.

Bendito seas por haber dedicado tu vida a los votos monásticos y al sacerdocio, participando diariamente en misa y buscando continuamente e incansablemente el rostro de Dios.

Bendito seas por haber brillado sobre todos los otros ermitaños debido a tu ascetismo absoluto y tu silencio antinatural que sorprendió a todos los que te conocieron incluso después de tu muerte.

Y ahora, mi Señor, le pedimos a través de la intercesión de San Charbel, que bendigas a nuestros hijos para que siempre se dirijan por el camino de prosperidad y la felicidad. Todo el mundo. Amén.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *