Cómo lograr una relajación mental de manera sencilla

Enlaces patrocinados

Nuestra mente se cansa y estresa al igual que nuestro cuerpo, pero para eso existe el método de relajación mental. Cuando la mente es bombardeada por problemas, situaciones estresantes, u otro tipo de estímulos se agota, y ese es el momento de tomar un respiro y darle un buen descanso, y se logra con la relajación mental.

Cuando las preocupaciones se vuelven intensas puede suceder que se salgan de control, la fatiga mental muchas veces se confunde con el cansancio físico. Es importante reservar un tiempo cada día para relajar, descansar y recuperar las energías de la mente.


Enlaces patrocinados


Cuando se tiene fatiga mental se puede sentir la tensión ese es el momento de tomarnos un respiro, y concentrar en la forma que respiramos;  la forma de respirar debe ser lenta y rítmica durante unos minutos, esto conduce a una paz interior que luego relaja la mente.

Ejercicio de relajación mental:

Respiración profunda: Continúe respirando profundamente, pensando que se siente calmado, relájese y continúe repitiendo esta respiración durante varios minutos, pero no se esfuerce en la respiración.

Visualización: Póngase cómodo. Cierre los ojos e imagine un lugar relajante en la naturaleza donde ha estado antes o donde desea ir. Este lugar podría ser una playa, un bosque o simplemente un atardecer. Comience a imaginarse a sí mismo en este lugar relajante.


Enlaces patrocinados


Relax: Acuéstese en el suelo y cierre los ojos. Relájese, tenga en cuenta que su cuerpo está en contacto con el suelo. Coloque ambas manos sobre la parte superior de su estómago para que sus dedos se toquen.

Vaciar la mente: No piense en nada por unos momentos, oblíguese a no pensar, pero manténgase despierto. Esto obliga a un cambio inmediato de nuestra atención, que nos llevará a alejar los pensamientos preocupantes.

Psicología inversa: Invertir el patrón de pensamiento, diciéndose a sí mismo que debe permanecer despierto durante el mayor tiempo posible puede ayudar a quedar dormido, naturalmente, sin ponerse bajo presión.

Conteo: Contar es otra técnica de relajación popular. Cierra los ojos y contar hacia atrás lentamente, de 100 a cero. Visualice los números se escriben despacio y con cuidado por un calígrafo, o en una escalera, con los números descendentes con los pasos. Usa tu imaginación para otros escenarios. Continúe hasta que el sueño te alcance.

Autosugestión positiva: Póngase cómodo y relajado, tanto como sea posible, repita a sí mismo, auto-declaraciones, afirmando cosas positivas de su vida, por ejemplo, “puedo pasar mis exámenes ‘,’ puedo tener éxito”, “yo entiendo el trabajo”, y así sucesivamente.

Con todos estos métodos de relajación mental usted recuperará la chispa y las ganas de hacer cosas, no se sentirá cansado y con poca energía. Tómese un momento al día para hacerlo, o al menos algunos días a la semana.

Etiquetas: como relajar la mente y no pensar en nada, como relajarse y no pensar en nada, como no pensar en nada, como relajarme y no pensar en nada, como hago para relajarme y no pensar en nada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *